huayra
» » Pagani, la Historia detras de este Gran Constructor de Super Deportivos

Pagani, la Historia detras de este Gran Constructor de Super Deportivos

posted in: Noticias | 0

Pagani, la historia detrás de este gran constructor de súper deportivos

por Enrique Kogan

 

Atrás de cada súper auto, hay una historia. Así como la tiene Ferrari y Lamborghini, también la tiene Pagani, el creador de los súper autos Zonda y Huayra, un Argentino que salió de su país con una ilusión y mucho sueños, que hoy son realidades.

Horacio Pagani ya conocía su destino desde los 12 años cuando diseñaba autos con motores traseros en madera balsa y latitas de cacao. Nació en Casilda, provincia de Santa Fe, Argentina, el 9 de noviembre de 1948.

Hoy es el diseñador de los vehículos deportivos más caros del mundo, el Zonda y el Huayra, cuyos valores rondan los 2 millones de euros y se estacionan en los palacios de jeques árabes y en las mansiones de celebridades.

La empresa automotriz Pagani Automobili fue fundada en 1992 por Horacio Pagani, y tiene su sede en San Cesario Sul Panaro, cerca de Módena, Italia. Esta catalogada como un fabricante italiano de automóviles súper deportivos y de fibra de carbono

Desde que creó Pagani Automobili, puso su firma en sólo 192 obras, a pesar de que, anualmente, rechaza el triple de pedidos de los que produce. En 1999, revolucionó el mercado automotor con el primer auto deportivo realizado sobre fibra de carbono, tecnología de la que fue pionero.

Comercializa sus autos en Europa, Asia y los Estados Unidos. Desde Módena, Italia, donde lidera la innovación automotriz mundial.

A los 15 años, el diseñador fue más allá de las maquetas y creó su primera moto. Cinco años después, empezó a trabajar en el diseño de un auto para Fórmula 2, utilizado, luego, por Renault en carreras oficiales.

Se mudó a La Plata, para estudiar Bellas Artes y cursar, al mismo tiempo, algunas materias de Ingeniería. Pero el Gobierno militar cerró la Facultad y Pagani volvió a Casilda, donde construyó su propio taller.

En ese tiempo, todos los días, se paraba en la banquina de la ruta 33 para hacer dedo y recorrer los 50 kilómetros que lo separaban de Rosario, donde cursaba Ingeniera Mecánica.

Cuando volvía, se encerraba en el taller, a crear todo tipo de cosas para la gente de la ciudad: casas rodantes, campers y hasta rugosímetros (instrumento que se usa para medir la rugosidad de una superficie).

Pagani fue siempre un amante del diseño, un día participó de un concurso del diseño del interior de una casa rodante. Obtuvo el primer premio el cuál fue otorgado por el reconocido mecánico Oreste Berta, quién luego, lo contactó con Juan Manuel Fangio.

Oreste Berta, santafecino, uno de los preparadores de autos de carrera más reconocidos a nivel mundial e ídolo de Pagani, sería el encargado de abrirle la primera puerta y conseguirle una entrevista con Juan Manuel Fangio, entonces, presidente de Mercedes Benz Argentina, para que el diseñador pudiera mostrarle sus trabajos.

“Tengo el placer de presentarle al joven señor Horacio Pagani, diseñador y constructor con deseos de progresar allí y a quien me permito recomendarle. Vería con agrado que le dieran una mano y, desde ya, le agradezco lo que puedan hacer en su favor”, escribía Berta.

Así comenzaban las cinco cartas que Fangio escribió y firmó el 15 de octubre de 1982 y que Pagani apretaba, bien fuerte, en el aeropuerto de Malpensa (Milán), a donde había llegado para visitar a los directores de las automotrices más importantes.

Tras escuchar propuestas, le dijo “sí” a Lamborghini, que le ofreció trabajar en el desarrollo experimental de autos deportivos.

Después de bastante tiempo consiguió llegar a un lugar lo suficientemente importante para hablar cara a cara con Ferruccio Lamborghini el fundador de la empresa italiana, Horacio le comentó que deberían tener su propia división para la creación de compuestos como la fibra de carbono.

El fundador de Lamborghini no estuvo de acuerdo con ello, por lo tanto, Pagani decide crear su propia fábrica pidiéndole un préstamo al banco. Aquí es cuando funda Pagani Composite Research (investigación de materiales compuestos) en 1988.

Esta nueva empresa colaboró con Lamborghini en numerosos proyectos, incluyendo el rediseño del Lamborghini Countach, la versión 25th. Anniversary, el concepto de diseño P140, y el Lamborghini Diablo.

A fines de la década de 1980, Pagani se inició en el diseño de un auto propio, entonces denominado “Proyecto C8”. Él tuvo previsto cambiar el nombre de la C8 a “Fangio F1” para honrar al cinco veces campeón de Fórmula 1, Juan Manuel Fangio.

En 1991 Pagani Modena Design se funda para satisfacer la creciente demanda de sus servicios de diseño, ingeniería específica y de producción de prototipos.

En 1991, la Guerra del Golfo dejó a Pagani afuera de Lamborghini. “Afectó mucho a la industria de autos y aviones. Igual, había empezado una nueva fábrica en mi galpón, donde hoy está la automotriz. Me tuve que reinventar y empecé a trabajar para empresas de diferentes sectores. Inclusive, para automotrices, como Ferrari y Renault”, recuerda.

Después de largas charlas con Fangio, el “Quíntuple” lo convenció de ponerse a trabajar en su auto propio: “Hace años que me estás hablando de esto. Un proyecto tiene validez cuando uno deja de hablar de él y lo transforma en realidad”. Durante dos años, de día, trabajaba con la fibra de carbono y, de noche, dibujaba, borraba y volvía a esbozar el diseño.

En 1992, comenzó la construcción de un prototipo del Fangio F1, donde el vehículo fue probado en el túnel de viento de Dallara con resultados positivos.

En 1994, Mercedes-Benz se puso de acuerdo para el suministro de motores V12 a Pagani.

El primer vehículo de producción fue nombrado Zonda C 12. El nombre Fangio F1 fue descartado por respeto a la memoria del corredor, quien falleciera en 1995. El Zonda C12 se presentó por primera vez en el Salón de Ginebra de 1999.

En 2005, Pagani anunció que tenía previsto triplicar su producción en los próximos tres años, y entrar en el mercado de los Estados Unidos de América en 2007.

El 25 de septiembre de 2007, Horacio registra un nuevo récord de velocidad para autos de producción con el Pagani Zonda F Clubsport, completando la vuelta a la Nordschliefe de la pista alemana de Nürburgring en 7:27:82.

El Zonda fue un golpe al mundo automovilístico. Además de los innovadores materiales, como la fibra de carbono, el auto rompió records apenas salió a pista. El año en que el auto salió al mercado, Pagani Automobili vendió seis unidades. En 2013, comercializó 30.

Los nuestros son como un vestido hecho a medida. Encontramos nuestro nicho. Prefiero ser cabeza de ratón que cola de león”, explico Pagani.

Gracias a gestiones de Fangio, el Zonda fue, y es, el único vehículo no perteneciente a Mercedes-Benz que posee un motor de la firma. El otro que cuenta con 750 caballos de un motor Mercedes es Huayra, modelo que el casildense lanzó en 2011 y que puede alcanzar los 380 kilómetros por hora.

Con este último fue más lejos: unió el hilo de titanio al carbono y creó un material más resistente al impacto, único en el mercado.

Pagani Zonda Revolucion

Numerosos corredores y periodistas especializados consideran al Zonda entre los globalmente más completos y mejores “superdeportivos” del mundo.

Ante numerosas pruebas de los mejores especialistas de autos del mundo, han señalado al Zonda como uno de los autos más veloces y de mejor maniobrabilidad del mundo.

El Zonda F Clubsport, por ejemplo, de motor trasero-central, está catalogado en la categoría que comparte con el Koenigsegg CCX, Ferrari FXX, Ferrari Enzo, Maserati MC12, entre otros vehículos superdeportivos del mundo.

Se considera además que la subjetiva experiencia sensorial global del auto, se encuentra entre las más especiales del mercado.

Modelos de Pagani Automobili:

2016 – Huayra BC

2013 – Zonda Revolucion

2011 – Huayra

2010 – Zonda Tricolore

2009 – Zonda R

2009 – Zonda Cinque Roadster

2009 – Zonda Cinque

2006 – Zonda Roadster F

2005 – Zonda F

2003 – Zonda Roadster

2002 – Zonda S 7.3

1999 – Zonda C12

Enrique Kogan
Follow Enrique Kogan:
El prestigioso y reconocido analista y escritor Enrique Kogan comenzó su pasión por los automóviles a los 6 años de edad cuando su padre le llevaba a ver carreras de autos. Desde entonces no ha existido carrera de cualquier fórmula o país que no vea por televisión o asista personalmente. A los 16 años comenzó a escribir sobre automóviles y en 1982 fundó su primera revista sobre la industria de autos en Estados Unidos, la cual vendió y sigue publicándose hoy en día. A partir de ahí comenzó a escribir para distintas publicaciones, siendo hoy el escritor numero uno de autos en español en Estados Unidos. Sus artículos aparecen en nuestro sitio, donde es analista principal del medio.
Comments are closed.